General CBF

COMENTARIOS INTRODUCTORIOS A LA CONFERENCIA DE PRENSA DEL 1 DE FEBRERO

Mientras me preparaba para este día, algunas de las palabras de Pablo a su amada iglesia en Filipos han estado muy presentes en mi mente y en mi corazón. “Doy gracias a mi Dios cada vez que me acuerdo de ustedes. En todas mis oraciones por todos ustedes, siempre oro con alegría, porque han participado en el evangelio desde el primer día hasta ahora. Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús”.

Hoy estoy tan lleno de gratitud que no puedo decir otra cosa que “Gracias Dios mío”. Aunque mi llamado a esta posición se produjo de manera inesperada y requirió de una jornada de devoto y cuidadoso discernimiento para mi esposa Jennifer y para mí, agradezco a los miembros del comité de búsqueda que jugaron un papel fundamental en el descubrimiento de este llamado y que han orado por nuestra familia y nuestra congregación en cada paso del camino. Reconozco que recomendarme para este puesto es un acto de fe y confianza para este comité, al igual que aceptarlo en este momento de mi vida es un acto de fe y confianza para mi familia y para mí. Así que hoy vengo con un profundo agradecimiento por este comité de búsqueda y la Junta de Gobierno de CBF, que ha afirmado este llamamiento y entrado en pacto conmigo.

También doy gracias a Dios por el extraordinario liderazgo de nuestros tres predecesores en esta función. Considero que es una de las grandes bendiciones de mi vida haber llamado a Suzii Paynter, Daniel Vestal y Cecil Sherman amigos y poderosas influencias en mi vida, fe, sentido del llamamiento y práctica del ministerio. Cada uno de estos líderes extraordinarios trajo sus propios dones y convicciones profundas a la vida de nuestro Compañerismo. Cada uno ocupa un lugar especial en mi corazón.

Hoy doy gracias a Dios por la comunidad que es el Compañerismo Bautista Cooperativo. Dios nos ha dado un regalo increíble al invitarnos a una comunidad de congregaciones, personas, personal de campo, ministerios asociados, todos con conexiones profundas con la Iglesia Global. Mi gratitud por el Compañerismo es también profundamente personal. Si bien no tuve un lugar entre la generación que fundó CBF, soy uno de los primeros en afirmar que el Compañerismo ha sido mi hogar durante toda mi vida profesional y mi vida adulta en la fe. Si CBF no hubiera cobrado vida cuando lo hizo, me hubiera quedado sin hogar como Bautista. Valoro este Compañerismo y la diferencia que ha hecho en mi vida, la vida de mi familia y las vidas de las congregaciones a las que he servido. Estoy agradecido por nuestra relación en el Evangelio con todos ustedes desde ese primer día hasta ahora.

Hoy doy gracias a Dios por las dos extraordinarias congregaciones Bautistas Cooperativas en las que he servido como pastor. La Primera Iglesia Bautista de Henderson, Carolina del Norte y la Primera Iglesia Bautista de Athens, Georgia, ellas han bendecido inmensurablemente mi vida y la de mi familia. Nuestros ministerios en esas congregaciones fueron más fieles porque nuestras congregaciones estaban en relación con este Compañerismo. Mi experiencia en estas iglesias y en las otras congregaciones de las que he sido miembro, me ha dado una esperanza inexorable sobre las formas en que el Jesús resucitado trabaja en las congregaciones, un amor inquebrantable por las congregaciones y un resuelto deseo de verlas prosperar y florecer.

Y no puedo terminar estas palabras de gratitud sin expresar mi más profundo agradecimiento a mi esposa Jennifer y nuestros cuatro maravillosos hijos. El amor y el apoyo de Jennifer no solo durante este proceso, sino a lo largo de nuestra vida juntos, ha sido un regalo increíble. Cada uno de nuestros hijos ha traído su propia bendición y aliento en este llamado, y cada uno de ellos es maravillosamente único. Jennifer y yo afirmamos que CBF es nuestro hogar, y eso fue cierto para los dos antes de que nos conociéramos y nos casáramos. Cada uno de nuestros hijos tiene sus propios vínculos con CBF, y estamos muy agradecidos de que, además del maravilloso hogar de la iglesia, también forman parte de una comunidad de fe más grande, a través de la cual ya están descubriendo cuánto más grande es la Iglesia de Jesucristo. Cristo es más que su iglesia de origen, a través de la cual están aprendiendo que el amor de Dios realmente llega mucho más lejos de lo que sus ojos pueden ver.

Tenemos un profundo deseo de ver a nuestros hijos, y a todos los jóvenes en nuestro Compañerismo, crecer en una comunidad Bautista profundamente comprometida con la misión de reconciliación de Jesús en el mundo, una comunidad donde nunca hay dudas de que tanto las hijas como los hijos pueden profetizar, una familia donde las distinciones de raza y etnicidad se ven como hermosos reflejos de la imagen de Dios, donde la diferencia y la disidencia no se anulan ni se temen, sino que se abordan con amor, respeto, humildad y un deseo de vivir la instrucción de Pablo a los colosenses, es decir, que “nos damos testimonio los unos a otros con toda sabiduría, nos sostenemos unos a otros, ponemos el amor por encima de todo lo demás y hacemos todo en nombre del Señor Jesús”

Así que gracias a Dios hoy estoy ante ustedes. Pero también quiero que sepan que confío en el presente y el futuro de nuestro Compañerismo. Al comenzar este trabajo con confianza y esperanza, tengo varias prioridades inmediatas:

Primero, como lo haría en cualquier papel pastoral, quiero dar tiempo y espacio para conocer a los Bautistas Cooperativos, para estar con ustedes en sus congregaciones y reuniones estatales y regionales, para sentar las bases de extraordinarias relaciones con los ministerios y redes asociadas dentro de nuestro Compañerismo, y así discernir las mejores maneras de ser de apoyo a nuestro excelente personal en Decatur y nuestro personal de campo en todo el mundo buscando formas aún más excepcionales de vivir sus llamamientos y acercar a nuestras congregaciones a relaciones que conduzcan a su desarrollo. Porque creo que el Compañerismo existe para estar cerca de las congregaciones, apoyarlas y ayudarlas a prosperar, debo comenzar por aprender mucho más sobre nuestras congregaciones, su belleza, sus esperanzas, sueños y necesidades.

En segundo lugar, comenzaré este trabajo uniéndome a nuestro liderazgo de Misiones Globales, nuestro consejo de misiones y nuestro personal de campo para invitar a todas nuestras congregaciones a participar más profundamente en la misión de Dios de cultivar la comunidad amada, dar testimonio de Jesús y buscar un desarrollo transformador en contextos de pobreza global y migración global y en asociación con la Iglesia Global. Quiero que celebremos aún más la singularidad de la visión que Dios nos ha dado para la misión global, a través de la presencia a largo plazo de nuestro personal de campo y compañerismo. Quiero que aumentemos dramáticamente nuestro apoyo a la Ofrenda para Misiones Globales, pero también quiero que cada una de nuestras congregaciones considere asociarse cercanamente con uno de nuestros personales en el campo de misión. Puedo prometerle que tal relación no solo lo conectará con una participación más profunda en la misión de Jesús, sino que también lo hará más fiel en la misión en su comunidad y lo acercará más a Cristo.

En tercer lugar, sentaré las bases para desafiar a nuestro Compañerismo a renovar nuestro compromiso de asociarnos con congregaciones, escuelas de teología, ministros y otros para ayudar a las nuevas generaciones de mujeres y hombres a escuchar un llamado al ministerio y la misión, y para asegurarnos de que ofrecemos a aquellos que reciben el llamado la mejor preparación posible y el estímulo más importante para llevar de fidelidad y desarrollo. Hemos vivido muchos cambios en los últimos años. Nuestro Compañerismo tiene una comunidad creciente de jóvenes bautistas, pero nuestras escuelas de teología están cambiando y los patrones de la vida congregacional están cambiando. Además de cooperar para las Misiones Globales, nosotros los bautistas hemos estado en nuestro mejor momento cuando también hemos estado unidos en un profundo compromiso con el llamado, la formación y la prosperidad de las nuevas generaciones de ministros. Por el bien de nuestro presente, y aún más por el bien de nuestro futuro, debemos discernir un nuevo pacto para llamar y formar ministros y movernos audazmente hacer que el mismo funcione.

Sé que nuestras congregaciones y sus líderes enfrentan desafíos. Sé que muchos son pesimistas sobre el futuro de las congregaciones y las comunidades a las que pertenecen. Pero tengo confianza. Creo que así como Dios comenzó una buena obra entre nosotros hace casi tres décadas, Dios todavía está trabajando entre nosotros y a través de nosotros. El poder que resucitó a Jesús de entre los muertos todavía está obrando entre nosotros. Creo que la cooperación tiene un futuro, no porque sea una reacción contra el fundamentalismo, sino porque es un reflejo de la imagen del Dios Trino y una expresión de la forma en que Dios obra dentro de Dios y en el mundo. Sé que comunión no es otra cosa que la palabra que usa el Nuevo Testamento para describir la esencia misma de la vida de Dios, nuestra participación en ella y la comunidad única que se desata cuando vivimos en comunidad con Jesús y con los demás. Y creo que una comunidad bautista como la nuestra, comprometida a ser un sacerdocio real y notable de todos los creyentes, todavía tiene una forma única de hablar y vivir en el mundo y un llamamiento santo y convincente que es digno de nuestro incansable abrazo y nuestra ambiciosa búsqueda. Es por esto que creo firmemente que Dios está obrando en nosotros, nos sigue haciendo nuevos, nos sigue llamando a una audaz fidelidad, y porque sé que nuestro ministerio en conjunto es necesario para el avance de todas nuestras congregaciones, que digo sí a esta vocación con convicción y esperanza.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s