General CBF

¿Qué sucede cuando asistes a una Asamblea General de CBF?

Po Xiomara Reyboras-Ortiz

Muchas cosas suceden cuando asistes a una Asamblea del Compañerismo Bautista Cooperativo. Si es tu primera vez y eres nuevo en el compañerismo, estarás expuesto a un nuevo y desafiante idioma; desconocido para muchos y dominado por pocos. Aprenderás, o te confundirás, por siglas en inglés como MLT (Equipo de Liderazgo de Misiones), PLG (Grupo Pequeños de Compartir) BWIM (Mujeres Bautistas en el Ministerio), CBB (Junta de Beneficios), TFH (Juntos en Esperanza), TML (Tocamos a Miami con Amor), OMG (la Ofrenda de Misiones Globales) Oh My Goodness!….¡Son muchas siglas! No dejes que esto te desanime, esta es sólo la manera fácil de referirse a los equipos y personas que hacen el duro y magnífico trabajo para que todos podamos estar orgullosos de ser CBF. También recuerda, eres nuevo o nueva en esto… y para muchos de nosotros que tenemos más tiempo, aprendernos este lenguaje sigue siendo un trabajo en proceso.

Cuando asistes a una Asamblea General aprendes que en este compañerismo los héroes vienen en todos los tamaños, colores, nacionalidades, culturas, géneros, edades e incluso trasfondos religiosos. Estos héroes son los que dedican una temporada de su vida a hacer el trabajo de Dios alrededor de tu vecindario, estado, país y mundo y con el único superpoder que cuentan es con nuestra oración y apoyo emocional y financiero. Cuando asistes a la Asamblea General descubrirás cuán poderoso eres y cuánto eres capaz de hacer uniéndote y obedeciendo al llamado de Dios para ser sus manos y sus pies. Finalmente verás que tú también eres un héroe y tienes el poder de estar en lugares, haciendo cosas maravillosas por otros y otras y cambiando su realidad…. desde la comodidad de tu hogar. Al asistir a la Asamblea General, tendrás la magnífica oportunidad de celebrar y ser agradecido por todo lo que tienes y cómo puedes impactar vida con lo que se te ha confiado.

Cuando asistes a Asamblea General serás desafiado de muchas maneras. Por ejemplo, cómo hacer y amar más y de una mejor manera. Serás desafiado por la Palabra de Dios cada vez que el Compañerismo se reúna a adorar. Conocerás gente, cientos de personas, todas hermosas y comprometidas a hacer el trabajo del Reino de manera creativa e innovadora. Gente que se convertirá en amigos y algunos de ellos, compañeros en la jornada. Al asistir a la Asamblea General, tu corazón se llenará de esperanza por la iglesia al escuchar a los estudiantes y seminaristas predicar y dar testimonios. Tendrás la bendición de ser testigo de cómo las sesiones de negocios, talleres y reuniones se llevan a cabo con excelencia y lo más importante, con compasión. Al asistir a la Asamblea General aprenderás que los títulos antes del nombre de una persona no la hacen más relevante ni le otorga privilegios ni tratos especiales. En CBF nuestras identificaciones, con solamente nuestro nombre, nos recuerdan que somos UN COMPAÑERISMO, todos importantes, todos bienvenidos, todos familia.

Cuando asistes a Asamblea General hay cuatro cosas que harás todos los días: primero, sonreirás mucho; en los ascensores y en todos los lugares donde hay una persona CBF. En segundo lugar, comerás mucho y espero que esto suceda en uno de los desayunos o almuerzos organizados por una de las muchas organizaciones con las que tenemos pactos, ya que traen sorprendentes oradores. En tercer lugar, tendrás diversión, mucha diversión. Podrías estar en el Salón de Exhibiciones disfrutando del hermoso trabajo y artesanías de todo el mundo, aprendiendo sobre todos los que participan o simplemente reunirte con amigos alrededor de las mesas. Cuarto, también verás que somos “ese tipo de Bautista“, aquellos que pasan horas disfrutando de la compañía del otro después de un largo día de trabajo.

Cuando asistes a una Asamblea General participarás de la oportunidad más maravillosa; imponer manos sobre nuevos iniciadores de iglesias, capellanes y personal misionero mientras son comisionados y van a servir con la bendición y las oraciones del Compañerismo.

Cuando asistes a la Asamblea te sentirás orgulloso de ser parte de esta “denomi-red” y cuando te vayas y te despidas de viejos y nuevos amigos, estarás revitalizado, comprometido y preparado para seguir haciendo la Obra. Lo más importante es que cuando vayas a la Asamblea y regreses a tu campo de misión, lo harás sabiendo que estamos donde tenemos que estar, haciendo lo que tenemos que hacer …hasta la próxima Asamblea, Dallas 2018.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s